Real Casa de La Moneda. Segovia

Diseño de Luminarias, exteriores, Patrimonio Histórico

Descripción

Proyecto de Iluminación Exterior
Realizado en Intervento
Arquitecto  de la rehabilitación: Eduardo de la Torre Alejan
Fotógrafo: José Luis de la Parra
Año: 2013

Encontrar un diálogo equilibrado entre la iluminación de Patrimonio Histórico y la iluminación del paisaje y hacer que ambas tengan una poética común ha sido uno de los logros de este proyecto.

Se trata de un conjunto de varias edificaciones, con una superficie total de 5.180 metros cuadrados, situado junto al río Eresma y de gran valor histórico, paisajístico y simbólico.

El proyecto presenta dos líneas de actuación, que aunque independientes, participan de un objetivo común: preservar la sensación de nocturnidad  e inducir al paseo por este espacio de grandes dimensiones.

La primera de ellas  gira en torno a la arquitectura y su representación. Optamos iluminar de modo tradicional la fachada principal del ingenio grande de Juan de Herrera con una  temperatura de color fría (6000 K) para aproximarnos a la sensación luminosa producida por la luz de luna llena. Con la misma temperatura de color se ilumina la fachada exterior del molino, ofreciendo una visión completa del conjunto desde el río.

En el resto de las arquitecturas, se acentúa únicamente aquellos elementos de valor histórico o que resultan  interesantes  para la configuración del ambiente luminoso deseado.

La segunda línea de actuación tiene como eje el estímulo de la sensación visual con la intención de   provocar un paseo sugerente por  el interior del conjunto, resolviendo de paso las necesidades lumínicas. Para ello se crean determinados hitos luminosos.

Al comienzo del proyecto,  por azar, llegaron a nuestras manos unas fotografías del lugar antes de la rehabilitación en las que aparecía el conjunto  invadido por una vegetación ligera que  confería cierta “amabilidad” a aquella arquitectura austera y precisa.

Esa imagen durmiente tomó  forma -figurativamente o por evocación –  en el diseño de algunos de los hitos, en cuyo diseño siempre  estuvo presente la integración en el entorno  y  su medida, de modo que ninguno de ellos sobrepasase en altura al edificio herreriano, dado este se encuentra a una cota inferior del acceso principal y de varias  de las edificaciones.